Desarrollo de comunidades sostenibles, del mito a la realidad | Resilientemagazine

Desarrollo de comunidades sostenibles, del mito a la realidad | Resilientemagazine

¿Qué es lo que se necesita para lograr el desarrollo de comunidades sostenibles? La comunidad global ha encaminado sus esfuerzos a combatir un conjunto de problemas que afrontan desde las más pequeñas localidades rurales hasta las metrópolis de millones de habitantes. La vulnerabilidad social, el deterioro ambiental y el rezago económico son los factores más comunes que afectan en varios niveles a las pequeñas comunidades localizadas ya sea en medio de las montañas, en los deltas de los ríos o bien en las cercanías áridas de los desiertos. Sin embargo, estos también son los problemas que deben enfrentar las grandes ciudades del planeta en donde el boom económico-financiero es comúnmente acompañado por miseria urbana o donde la internacionalización de una ciudad hace evidente la gran inequidad de género de una región.

 

Si se ven estos problemas de forma aislada, es posible pensar que las soluciones son tan complejas que generar resultados e impactos a corto plazo no es nada más que un sueño lejano. Pero, ¿qué pasaría si entendemos este conjunto de problemas de forma diferente? ¿Qué sucedería si nuestro esfuerzo por solucionar toda esta problemática no proviniera de intentos aislados sino acompañado de una visión global que muchas veces dejamos de lado?

 

Quizá la solución sea el ver que no importa en dónde vivamos, de dónde provengamos o qué tipo de problemas nos aquejan, lo primero que debemos entender es que todos somos parte de una comunidad. Y esa comunidades parte de otras comunidades más grandes, por lo que todos nosotros somos las partes esenciales que componen una comunidad global que enfrenta problemas comunes. Quizá entonces podamos darnos cuenta de que las soluciones que creamos para problemas particulares forman parte de una red de soluciones globales. El desafío visto de esta manera hace que la misión por desarrollar comunidades resilientes no sea la de solucionar cada uno de los problemas de nuestra comunidad sino confrontarlos de forma integral y siempre hacia una misma dirección última. ¿Cuál es esa dirección? La respuesta es sencilla: la sostenibilidad.

 

¿Qué debemos hacer para desarrollar comunidades sostenibles? El primer paso es dejar de seguir haciendo todo aquello que dificulte nuestra misión. El segundo paso se puede dividir en una serie de actividades que pueden parecer, en primera instancia, pequeñas al verlas de forma separada pero son primordiales acorde a la gran estrategia hacia la sostenibilidad.

 

¿Qué acciones debemos realizar? Empoderar a tu comunidad para que emprenda y pueda producir sus alimentos. Empodérala para que tenga una vivienda digna o para que restaure y conserve su entorno ambiental; para que tenga una mejor educación, para que se ejercite, para que mejore su salud. Hay muchas formas de desarrollar comunidades sostenibles. Con una visión global no hay actividad pequeña, solo pasos que nos acercan a nuestra meta. ¿Qué actividad realizas para mejorar tu comunidad?

 

No olvides que vivimos en una comunidad global por lo que tu solución puede contribuir en hacer más resilientes a otras comunidades del otro lado del planeta. ¡Manos a la obra!

Dr. Roberto Carballo

Ideal Social

Colaboración de http://www.resilientemagazine.com

Deja un comentario

Close Menu